LA DIVERSIDAD CULTURAL EN LOS EQUIPOS DE TRABAJO

Muchos países del mundo consideran la diversidad cultural parte del patrimonio común de la humanidad. 

La diversidad cultural es un componente indispensable para todas aquellas organizaciones que deseen alcanzar el éxito. Cuando hablamos de diversidad cultural en las organizaciones, nos referimos a la coexistencia multicultural entre personas, que se produce en un espacio de trabajo compartido.

Las empresas de hoy en día cada vez son más heterogéneas, en ellas conviven equipos de trabajo formados por personas de diferentes nacionalidades, lo que permite que estos equipos se conviertan en comunidades de profesionales donde se comparten diferentes conocimientos, experiencias, tradiciones, valores y creencias. 

Se podría decir que la diversidad cultural en las organizaciones se ha convertido en un elemento “clave” a la hora de reclutar nuevos talentos. Ya no sólo se valora el nivel de conocimientos y de competencias técnicas necesarias que tiene una persona, sino que esta se vuelve más atractiva para las empresas si además de estos conocimientos y estas competencias profesionales, también cuenta con un amplio “bagaje cultural”.

Para vencer los desafíos a los que se enfrentan las organizaciones actualmente, es imprescindible contar con una visión integral y global que pueda crear las bases para un desarrollo sostenido, y sin duda esto se consigue  teniendo variedad de conocimientos, experiencias, habilidades y capacidades en nuestros equipos de trabajo.

El entorno actual en el que se mueven las organizaciones requieren  el establecimiento de lugares de trabajo que sean abiertos y flexibles, donde se fomente la diversidad cultural.

Diferentes estudios realizados en los últimos años han demostrado que la diversidad cultural aporta grandes beneficios a los equipos de trabajo, lo que a su vez repercute directamente en el desarrollo económico de las organizaciones. 

Las empresas que han sido seleccionadas como las mejores para trabajar a nivel mundial, también denominadas “Best Workplaces”, se caracterizan por implementar culturas organizacionales que promueven buenas prácticas en temas de equidad y diversidad de nacionalidades dentro de sus equipos, alcanzando una mejora en su desempeño dos veces mejor que sus competidores. 

La diversidad multicultural mejora el clima laboral e incrementa los niveles de motivación en los equipos de trabajo. Gracias a la convivencia de personas de diferentes culturas, se generan espacios de brainstormings, lo que favorece la creatividad y la innovación dentro de los equipos.  Todo ello a nivel estratégico contribuye a crear un valor añadido a nivel de calidad y creatividad para las empresas.

¡Sigamos fomentando la diversidad cultural en las organizaciones!

Olga Blanco (Coach Ejecutiva y de Equipos. Certificada por ICF & ASESCO)

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.